Portada » Blog » Lecciones Y Aprendizajes Del 2018 | El Año De La Transición

Lecciones Y Aprendizajes Del 2018 | El Año De La Transición

Ya se me está volviendo costumbre hacer un resumen/reflexión sobre el año que acaba de terminar, el año 2017 también lo hice y me vino bien para tomar perspectiva, en esa ocasión anterior me vino bien irme a un lugar distinto para estar solo con mis pensamientos y este año lo he hecho de igual manera.

Ahora me encuentro en Medellín, con un bonito ambiente y unos destellos de luz solar atravesando por la ventana, mientras escribo estas palabras comienzan a venir a mi mente todos esos momento más importantes del año pasado y más que todo los aprendizajes que pude obtener de cada uno de ellos.

En el Pueblito Paisa intentando volar 😂.

Ser Fiel A Ti Mismo, Trae Muchos Mejores Resultados Que Estar A La Moda.

Supongo que te imaginas a que me refiero, en caso que no; allá afuera a cientos, sino es que miles de modelos distintos de negocios que puedes hacer, pero estos últimos años está de moda el Bitcoin, Trading, viajar en cruceros de lujo entre otras, literalmente he perdido la cuenta de las veces que me han escrito, ya sean amigos o desconocidos para ofrecerme entrar en sus negocios.

Y ojo, no estoy diciendo que no funcionen, ciertamente sé que funcionan y además he visto como muchos amigos cercanos les está yendo fantástico con sus negocios, pero a lo que quiero llegar es que, porque funcionen para otros no significa que vallan a funcionar para ti o para mi.

Cada persona tiene sus propias cualidades y algunas simplemente no se acoplan para cierto tipo de negocio o definitivamente no le interesa, o porque ya lo probó y no le entontró esa chispas (que fue mi caso) o porque no le llama la atención para ni siguiera probarlo.

Aunque muchos nos dirán que debemos probarlo para que veamos si verdaderamente de gusta, no creo mucho en esa premisa, por ejemplo; actualmente no me metería en el negocio de las discotecas, nigth club o antros como le dicen en México, porque sencillamente no me atrae mucho el ambiente.

Igual que habrá personas que no le atraigan los negocios digitales que es a lo que me dedico.

Volviendo al tema de este apartado, cuando tomé la decisión de enfocarme en mis verdaderas pasiones y lo que se me daba muy bien y dejar de distraerme aunque pareciera que no había avances, sabía que si me mantenía constante y hacía que el efecto compuesto trabajara a mi favor tarde o temprano los resultados iban a llegar.

Pero debo confesarte que hubo pequeños momentos de duda, en los cuales intenté llegar a la raíz del pensamiento y era básicamente porque había caído nuevamente en la gratificación inmediata, es decir; querer obtener los resultados rápido y para serte sincero no te sé decir como lo superaba, supongo que dejando pasar la eurofea emocional y visualizando lo que quería conseguir.

Y los otros caminos no hacían más que desenfocarme de lo que ya estaba creando, al final cuando pude lograr mi más grande meta de este año (ya te contaré más abajo) me di cuenta de que todo habría valido la pena.

Así que, te animo a ser fiel a ti mismo y seguir haciendo lo que te apasiona, ¿Qué no sabes cual es tu pasión?, pues entonces tu misión en este año podría ser descubrir tu pasión 😉

El Año De Mayor Liberación Emocional.

De entrada te digo que esto no es algo que he logrado solo este año, sigo que viene siendo un trabajo de muchos años, desde el 2011 que tomé mi primer libro de desarrollo personal ha sido y sigue siendo un camino muy interesante.

Pero tampoco te estoy diciendo nada nuevo, y lo sabes. Si bien es cierto todos estamos en ese proceso de crecimiento personal y evidentemente somos mejores hoy día que hace algunos años atrás, también es cierto que podríamos incrementar ese nivel de madurez cuando trabajamos conscientemente en esa área de nuestra vida.

Y sabes que creo que tuve mi punto de epifanía cuando me concentré en mi crecimiento espiritual, no te hablo de ninguna religión sino más bien de un contacto más cercano con la fuente, el universo, el ser creador, la sustancia sin formar, la sustancia suprema, el conciente superior o como quieras llamarlo, ya sabes a que me refiero.

Y para esto me ayudaron los libros de Neale Donald Walsch llamada Conversaciones con Dios, en la foto a continuación está el momento en el cual estaba comprando los tres libros.

Más que todo el hecho de entender, corrección; más que entender creo que asimilar internamente que estamos todos conectados y que nadie puede hacerme daño sin mi consentimiento, que incluso puede llegar a tratarse de acuerdos almáticos para vivir ciertas experiencias en esta vida.

Pero tranquilo mi amigo que no te voy a hablar de misticismo ahorita mismo (talvés luego 😉📚 ), pero creo que leer los libros de Neale me ayudaron mucho a mejorar mi entendimiento del comportamiento humano de tal modo que me llené de amor y empatía por los demás, aunque fuera en los momento que actuaban «mal» hacia mi.

Lo pongo entre comillas, porque no creo (o al menos no me topo con este tipo de personas) que hayan personas malas que estén pensando en su siguiente movimiento para hacerte caer, siempre y cuando tu no les hayas hecho nada más claro está.

Mezclando todo ese conocimiento con otros libros y específicamente con uno de mis favoritos que es «Los Cuatro Acuerdos»  del Dr. Miguel Ruiz, creé una inmunidad a lo que digan o piensen las personas de mí, porque en realidad las personas no piensas en ti más de lo que piensan en si mismo y si lo piensas bien, solo falta con analizar tus propios pensamientos, ¿Cuánto tiempo pasas pensando en tu vecina?, a lo mucho 3 minutos exagerando, a menos que estés enamorado de ella 🙂.
Incluso si el comentario «fuerte/hiriente» viniera desde un ser querido, mi pensamiento era:

  • «Lo que dice otra persona no me define, lo único que hace es decirme que tengo delante a una persona que gusta de calificar a las personas»
  • «Probablemente esta persona haya tenido un mal día o tiene espectativas sobre mi que no se ajustan a la realidad o no estoy dispuesto a cumplir, en realidad nadie tiene la obligación»

Otras de las cosas que creo que ha ayudado a ganar fortaleza mental ha sido el exponerme, ahora que estoy creciendo mi marca personal en Instagram, muchas personas (bueno tampoco tantas 😉 ) me ven a través del Internet por lo que llega el momento en que uno se hace inmune a todo tipo de comentarios.

Y no es que tenga hater, debo agradecer que tengo una bonita comunidad, sin embargo ocasionalmente recibo mensajes de las personas diciéndome que esto o aquello lo estoy haciendo mal, cuando ellos ni siquieran se atreven a hacerlo, pero no me lo tomo personal, incluso les contesto, le agradezco por su tiempo al escribirme y darme feedback.

Y combinado con una búsqueda casi nula de la aprobación de los demás, digo casi porque ocasionalmente si la tengo, más que todo cuando quiero acercarme a algún emprendedor o empresario que está más adelante en su propio camino, sin embargo he encontrado que estas personas de éxito están dispuesta a compartir sus conocimientos y experiencias sin tener reparos.

Quemar Las Naves.

Si, tal como lo lees, el año 2018 pude renunciar a mi trabajo para poder dedicarme a mis propios negocios y empezar mi aventura por el mundo como Nómada Digital.

Había tenido este sueño hace años, muchos años, pero antes de emprender una aventura tan grande decidí primero dar un paso más pequeño que era irme de casa de mis padres, independizarme y vivir en otra ciudad, para hacerte la historia corta, nací y crecí en Guayaquil y me fuí a Quito, capital del Ecuador.

Desde los 17 años le había estado diciendo a mi mamá que me iba a ir de casa (ella no me creía 🙂) y finalmente cuando tuve 21 lo pude hacer realidad, me di un plazo de 3 a 5 años contanto desde mi mudanza a Quito para poder encontrar la manera de armarme un estilo de vida que me pemitiera viajar por el mundo mientras generaba ingresos por Internet.

Probé muchas cosas, en serio, muchas. Si quieres saber más al detalles, en este podcast te comento un poco más a profundidad.

Hasta que encontré que era lo que verdaderamente me apasiona, se me da bien, aporta valor a las personas y satisface una necesitad en el mercado. Creo que en esa intersección está la receta del éxito y como es una receta, cada quién le pone la cantidad que considere necesario de cada ingrediente.

Luego de encontrarla el siguiente paso era determinarme y enfocarme a seguir mi propio camino y hacer funcionar mi negocio hasta el punto de poder renunciar a mi empleo actual como técnico informático y dedicarme full time a mi propio proyecto.

Pero en este proceso estoy aprendiendo muchas cosas que no solo van a nivel físico de como gestionar un negocio sino que también abarcan el área emocional.

No tener esa «seguridad» que cada fin de mes recibirás tu pago sino que dependerá de como han ido las ventas ese mes es algo que crea incertidumbre, que dependiendo de como se gestione puede ser muy emocionante o terrorífico, en mi caso no te voy a decir que ocasionalmente no me genera cierto afán porque estoy empezando pero también mucha emocional por seguir adelante, ya que los ingresos pueden llegar a ser mucho más grandes que los de un empleo, claro que esto dependerá de lo que hagas.

Y como he quemado las naves, no tengo más opción que hacer que funcione ya que no tengo un camino de retorno.

Bueno en realidad siempre existe la posibilidad de regresar a mi país y buscar trabajo en el mismo lugar que trabajaba o en otro pero no es algo que tenga en mente hacer.

Así que te animo a también hacerlo (Si está en tu proyecto de vida), pero con cabeza, no pensarás que di el salto sin tener una reserva para algunos meses, así que cuando llegue el momento de quedar las naves también te sugeriría que tengas ese colchón financiero para poder vivir algunos meses sin tener esa ansiedad de no saber como pagar el alquiler ese mes.

Y si ya lo has hecho cuéntamelo en los comentarios o si lo tienes pensado hacer en el futuro, guarda este post o envíame un email para poder leerte, me agradan muchos esas historias.

«Sacrificar» Una Cosa Por Otra Mucho Mejor Y Que Te Llene El Espíritu.

Nuevamente pongo entre comillas «sacrificar» porque eso va a depender de la personalidad y prioridades de cada uno, para mi no resultó ningún sacrifício renunciar a salidas en las noches y fines de semanas, porque además que no me gustan mucho (y no salía) mi deseo de lograr mi sueño era muchísimo más fuerte.

Sin embargo a largo plazo si me terminó causando cierto pesar ver a mis amigos de viaje en los feriados y yo trabajando en mis negocios.

Está bien, está bien, estaba trabajando para mi futuro y por eso disfrutaba de hacerlo, entonces lo que hacía era decirme a mi mismo «Solo tengo que mantenerme trabajando y pronto podré darme feriados cuando quiera».

Finalmente decidí no abrir las redes sociales en los feriados para no distraerme y fue la mejor decisión que pude tomar.

Escribiendo las lecciones aprendidas del 2018.

Actualmente estoy escribiendo esto desde un precioso lugar en Medellín, lo que implica que pude hacer realidad mi sueño de nomadismo, esas pequeñas decisiones en pro de la consecución de una meta son las que nos permiten en un momento determinado hacerlas realidad, otra cosa que si me costó dejar fue ver series/animes ya sean de Marvel o Anime de Japón, soy un gran fan de ellos.

Este año 2018 me enseñó muchas cosas valiosas entre las que he destacado:

  • Ser fiel a ti mismo, seguir tus pasiones.
  • Trabajar más conscientemente en hacerte más libre y fuerte emocionalmente.
  • Quedar las naves, pero solamente luego de haber encontrado tu pasión, dedicarte a ella y lograr un modelo de negocio sostenible.
  • Tener muy claras tus prioridades.

Gracias por haber llegado hasta acá, aprecio mucho tu interés en leer todo el artículo y espero sinceramente haberte aportado valor, cuéntame en los comentarios cuales han sido tus aprendizajes de el año que terminó.

[ratings]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.