Saltar al contenido

Petter Briones

Portada » Blog » La Disciplina Con Propósito Que Da Felicidad | Descubre Cómo Conseguirla

La Disciplina Con Propósito Que Da Felicidad | Descubre Cómo Conseguirla

¿Será cierto que la disciplina da felicidad?, claro que si porque no es solamente disciplina, sino una disciplina con el propósito de lograr esas metas y sueños que siempre hemos querido cumplir pero que no habíamos tenidos los hábitos necesarios para convertirlos en realidad.

Nos han acostumbrado a pensar que aplicar disciplina en nuestra vida tiene que ser algo duro y de sufrimiento, más que todo porque cuando éramos pequeños, en nuestros hogares o en la escuela se nos castigaba cuando hacíamos algo “malo”, por lo cual tenemos la costumbre de asociar la disciplina con sufrimiento.

Incluso puede que nosotros mismos ya de adultos nos hayamos autoimpuestos disciplina para castigarnos con respecto a algún comportamiento que hayamos tenido.

Claro que tiene su parte positiva porque nos ayuda a encontrar ese balance entre hacer las cosas que nos hacen bien para nuestro progreso y dejar de hacer aquellas que solo nos hacen daño.

Pero al tener siempre este estilo lo único que hacemos es autoflajelarnos y cercenar nuestra confianza en que somos nosotros lo que llevamos el control de nuestra vida y que no sucumbimos antes la tentación.

Sin embargo la idea que quiero traerte hoy es la otra cara de la disciplina aplicada en nuestras rutinas para convertir nuestros sueños tan anhelados y que podrían parecer inalcanzables en jornadas agradables y consistente de trabajo para su consecusión.

Bien, entonces vamos a empezar:

1.- Empieza Sencillo.

Hace poco hice un curso de productividad y Time-Blocking de Joan Boluda donde aprendí de uno de los hombres más productivos que he conocido alguna de sus estratégias, te puedes imaginar que se levanta a las 4:30 am para ponerse a trabajar, tiene 5 podcast y centenares de proyectos.

Igual yo soy madrugador pero suelo levantarme a las 5 o 5:30 de la mañana a leer, quise simular su jornada y aquí va el porque te comparto esto.

Al querer simular su gran productividad mi Google Calendar se veía súper cargado y al final no pude mantener ese ritmo y terminé sin hacer nada porque me agobié.

Entonces comprendí que había querido empezar haciendo una gran hazaña de demostración de voluntad que por lo general terminan en un fracaso total como lo expone Darren Hardy en su libro “The Compact Efect”.

Lo interesantes que ya sabemos esas cosas, cuántas veces nos hemos propuesto hacer grandes cambios de un día para otro o la tan famosa frase “El lunes empiezo la dieta”, o “Desde el lunes comienzo a hacer ejercicio o levantarme más temprano” y que al final terminamos fallando.

Entonces decidí empezar de nuevo y ponerme una agenda sencilla, ya sabes que también tengo un trabajo en relación de dependencia y llego a casa luego de una jornada completa de trabajo pero como me gusta lo que hago en mis proyectos personales, no es que sea pesado ni nada por el estilo.

Sin embargo a nivel de energía sí que debo saber administrarlo bien y es por eso que desarrollé una jornada sencilla, pero que al hacerla consistentemente trae grandes resultados.

Sin entrar en tanto detalle, apenas llego del trabajo, me baño y meriendo (no es que me ponga a cocinar, regularmente corto algunas frutas y le añado frutos secos o semillas, esto me toma menos de 30 minutos) llegando las 19H00 me pongo muy enfocado a trabajar por dos horas.

Antes me había puesto un período de 4 horas y lo hacía sentado en la cama del dormitorio, donde no me lograba concentrar, ahora tan solo con 2 horas de extrema productividad trabajando en la sala o comedor avanzo mucho más en mis páginas de nicho.

Registro estas sesiones de trabajo en la aplicación Toggl la cual te recomiendo mucho, todos los lunes te envía un mail del reporte de la semana y puede ser muy gratificante recibirlos porque sabes que estás avanzando en tu meta.

Y al hacerlo de esta manera he mejorado muchísimo mi productividad, disfruto y espero con ansias la siguiente sesión, luego de esto estoy media hora de inglés, luego media hora más en un proyecto de mi marca personal que estoy trabajando y finalmente desde las 22H00 a 22H30 veo un poco de anime o leo manga.

Unos 15 minutos o más de lectura y luego me acuesto temprano y me levanto con mucha energía y feliz, pero ya hablaré más abajo sobre esto.

Como conclusión de este apartado, no intentemos hacer grandes hazañas porque lo único que lograremos será fracasar, lo ideal es usar el poder de subconsciente a nuestro favor y esto se logra al hacer cambios sutiles, progresivos y constantes.

2.- Siempre Pensar A Largo Plazo.

Te soy sincero, pensé en poner un subtítulo algo así como “Define tus metas” o “Ten clara y específicas tus metas” o algo similar, pero seguro que eso ya lo sabes.

El planteamiento que quiero compartir contigo es que una vez que ya sabes cuales son tus metas, lo que recomendaría que tengas siempre en mente es como quisiera que fuera tu vida en un futuro cercano.

Cada decisión que tomes lo veas desde este punto de vista.

  • checkSi me como esa hamburguesa, ¿Cómo estaría mi salud y forma física en 3 o 6 meses?
  • checkSi en lugar de tomarme esa cola me tomo un gran vaso de agua natural, ¿Cómo sería mi salud y mi economía?
  • checkSi en lugar de aceptar la  invitación de mis “amigos” a salir los fines de semana me dedico 8 horas o más en mis propios sueños por un periodo de 2 o 3 años, ¿Cómo sería mi futuro financiero, emocional y qué tan satisfecho estaría de mi vida?

No se trata de llevarlo al extremo, pero sí que veamos cómo impactan esas pequeñas decisiones acumuladas, además tener esta visión nos ayudará a no llevar el peso del arrepentimiento en nuestros hombros porque no tenemos el estilo de vida que deseamos.

Esta idea la saqué del libro que terminé la semana pasada llamado “Dejar de fumar es fácil si sabes cómo” de Allen Carr, no es que sea un fumador (con el mayor respecto al que lo sea) pero aprendí que los fumadores que intentan dejarlo tienen ese sentimiento que están dejando de disfrutar de “algo”.

Sin embargo el autor propone hacer un ejercicio profundo de análisis donde vemos que son muchas más la ventajas de ser un no-fumador que un fumador, es más Carr dice rotundamente que no existe ninguna ventaja de ser un fumador.

Leí el libro para comprender cómo funciona la mente cuando queremos hacer una cambio y tranquilamente se puede extrapolar la larga experiencia del autor con sus cliente a otras áreas, como un detalle adicional, el autor también ha escrito libros para perder peso y dejar el alcohol.

Como resumen de lo que decía el autor es que si tenemos en mente todas las ventajas e impactos positivos que van a tener en nuestras vida el adquirir buenos hábitos y disciplinas entonces será mucho más fácil tomar decisiones cada día e incluso disfrutaremos el proceso.

3.- Como Haces Algo Lo Haces Todo.

Esta es una frase que repetía mucho Jim Rohn en sus conferencias y es totalmente cierto, si creemos que tener desordenado nuestro cajón de ropa o del escritorio de la oficina y queremos ser ordenados con nuestra agenda es poco probable que logremos hacerlo.

Lo ideal es que tengamos todas las áreas de nuestra vida en orden, sé que esto puede parecer difícil sin embargo si tienes un estilo de vida minimalista y si aplicas el  “La magia del orden” de Marie Kondo te aseguro que podrás lograrlo.

Llevo más de medio años aplicando esta filosofía minimalista y no te puedes imaginar como me siento feliz de haber empezado, si te interesa saber más sobre este déjame un comentario y estaré escribiendo al respecto muy pronto.

Ahora si vamos con el último punto, que es el que más deseaba escribir.

4.- El Gran Momento ¡Ajá!

Deseaba tanto escribir sobre esto porque la felicidad que proporciona es tan maravillosa, no la había experimentado nunca de esta manera apoteósica, más que todo porque se han justado varios aspectos que en breve te expondré.

Apoteosis:

«Momento culminante y triunfal de una cosa; en especial, parte final, brillante y muy impresionante, de un espectáculo u otro acto»

Apoteosis:

«Momento culminante y triunfal de una cosa; en especial, parte final, brillante y muy impresionante, de un espectáculo u otro acto»

Por un lado es tener tu propósito de vida bien definido, saber que lo que estás haciendo cada día te acerca un poco más a tu misión, cuando llegas a este punto sabes que solo es cuestión de tiempo y seguir trabajando con pasión y consistentemente para que eso que llevas en tu corazón y que visualizas se pueda plasmar en el mundo físico.

Por otro lado está el ser coherente contigo mismo y te preguntarás, ¿A que me refiero?. Tan sencillo como que concuerde lo que dices, piensas y haces entre si, por ejemplo:

  • checkSi digo que voy a alimentarme bien, tengo que pensarme como alguien que tiene buenos hábitos alimenticios, hablar con fundamentos sobre buena nutrición (y si no los tengo a leer se ha dicho) y llevar una alimentación saludable en privado y en público.
  • checkSi digo que quiero mejorar mis finanzas personales, tengo que pensarme como alguien que disfruta de llevar un control exhaustivo de mis ingresos y gastos, hablar como alguien confiado de mis finanzas y llegar a cabo esas gestión correcta de mis finanzas tanto en privado como en público.

Ya me entiendes la idea cierto y mira que he resaltado privado y público, es allí donde está la clave, no se trata de ir por allí queriendo demostrar algo a los demás, sino más bien que sea un comportamiento natural que vamos adquiriendo como consecuencia de trabajar consciente en desarrollar ese nuevo hábito o disciplina.

Entonces llegará el día que al despertarte sentirás una profunda felicidad porque sabes el día anterior o la semana anterior o el mes anterior has estado avanzando en tu gran proyecto o meta, no te sé decir exactamente cual será el periodo para ti, pero el momento que habrás ganado será impresionante.

Esto que he escrito anteriormente me ha recordado el libro «Los Cuatro Acuerdos» del Dr. Miguel Ruiz, específicamente el cuarto acuerdo donde dice: Haz siempre lo máximo que puedas, si cada día das el máximo que puede, por ejemplo en mi caso que llevo mis negocios paralelamente a un empleo de tiempo completo, con 3 horas entre todos es lo máximo que puedo hacer de lunes a viernes, con eso ya me siento feliz, si hago más me excederé y perderé fuerzas para el siguiente día y si hago menos sentiré pesar o culpa.

Sin embargo no es momento de relajarse, debes seguir con tus buenas rutinas y si de pronto fallas un día o dos, no pasa nada, puedes volver a empezar, lo importante es nunca rendirte.

Si lo piensas bien, la felicidad viene desde dentro, ya no dependerás de factores externos para ser plenamente feliz, los estoicos solían decir que para ser feliz solo se necesita el agua y alimento del día, yo prefiero sumarle también un techo donde dormir y estar trabajando en eso que te apasiona.

Conclusión:

Creo que me excedí un poco o mucho escribiendo este post tan largo, sin embargo espero sinceramente haberte agregado valor a tu vida, a manera de conclusión te diría que si logras implementar esa filosofía sobre la disciplina te prometo que tus niveles de endorfinas (hormona de la felicidad) estarán por los cielos y cada día será una ilusión.

Además verás como estos beneficios se comenzarán a proliferar en otras áreas de tu vida, ya lo decía Jim Rohn, «por cada esfuerzo disciplinado las recompensas son  múltiples» y como son disciplina auto-impuestas sabrás que solo tu llevas el control de tu destino.

Pero antes de despedirme me gustaría saber en los comentarios como te ha ido hasta ahora con la disciplina y cual ha sido tu concepción al respecto.

Un abrazo querido lector.

Sinceramente,

[ratings]